Cuba
Mundo 
  La Habana,
Reflexiones de Fidel Castro Sitio Rebelde dedicado al Che Sitio Rebelde dedicado a los CINCO
Deportivas
Económicas
Ciencia y Salud
Educación
Culturales
 
 
   
820 millones de personas sufren la hambruna  
Modestos compromisos para combatir la hambruna
Mariela Pérez Valenzuela
Colaboradora de Rebelde
16 de Junio de 2008, 11:35 a.m.

La Humanidad está lejos de cumplir con uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad para el 2015 el hambre en el mundo, sobre todo después de los resultados de la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria, que concluyó en Roma con modestos compromisos para combatir la hambruna que sufren 820 millones de personas.

Entre la opulencia que resalta en Italia y el hambre predominante en las naciones en desarrollo transcurrió la trascendental reunión convocada por la Organización de Naciones Unidas para los Alimentos y la Agricultura (FAO), y en la que, como señaló Cuba, la Declaración Final fue expresión de la falta de voluntad política de los países del Norte, para impulsar una solución justa y duradera al problema.

La Isla, donde se trabaja para garantizar la alimentación de su población mientras otros países priorizan la producción de biocombutibles, consideró a Estados Unidos como el principal responsable del fracaso de la Conferencia por ser el único país en oponerse al derecho a la alimentación.

La posición asumida por los países industrializados por dar la espalda al tema fundamental de la cumbre, en cuyas manos estaba la posibilidad de resolver en parte la crisis de los alimentos y su desmedida alza, les costó una crítica por parte del director general de la FAO, Jacques Diouf.

Diouf sostuvo que nadie comprende como es posible crear un mercado de emisiones de carbono de 64 mil millones de dólares en los países desarrollados, pero no se esté en condiciones de obtener financiación para evitar la deforestación de 13 millones de hectáreas por año.

Desaprobó las subvenciones de casi 12 mil millones de dólares en 2006 y las políticas arancelarias, que tuvieron el resultado de alejar del consumo humano 100 millones de toneladas de cereales “para aplacar la sed de combustible de los vehículos”, señaló la agencia PL.

Aunque no hizo falta mencionar directamente a Estados Unidos porque era obvio que se trataba de ese país, el director general de la FAO rechazó que una sola nación destinara 100 millones de dólares anuales a los combustibles, en lugar de utilizarlos en los alimentos.

El número de quienes necesitan asistencia alimentaria ha aumentado en 100 millones en el último año, de ahí que la FAO citara a esta Cumbre, a la que asistieron más de 40 jefes de Estado y de gobierno.

¿Qué hacer para encontrarle una salida a la crisis? es la pregunta que se hacen muchos avezados alertados por el problema, mientras al inaugurar la conferencia, el secretario general de Naciones Unidas, Ban ki-Moon, adelantaba que el mundo debe aumentar al menos en un 50 por ciento su producción de alimentos para el 2030. Las amenazas son obvias, estimó Ban Ki Moon a los delegados de 191 países y exigió pasar de las palabras a la acción.

Se estima en 169 mil millones de dólares, un 40 por ciento más que en el 2007, el costo de las importaciones en naciones con déficit de alimentos, una cifra impagable para la mayoría de los pobres del planeta.

En la cita de tres días, en la que los participantes trataron infructuosamente de llegar a una respuesta a esta crítica situación, se analizaron las consecuencias del alza de los precios de los productos agrícolas y del cambio climático en la seguridad alimentaria.

El encarecimiento de los precios de alimentos ha sido causa de descontento en decenas de países en los últimos meses, donde los agricultores demandan frenar el uso de granos para la producción de agrocombustibles como el etanol ante una eventual escasez de los productos básicos.

Precisamente uno de los temas de la agenda en la que hubo disconformidad fue en la de los biocombustibles, a cuya obtención se destina gran parte de la producción de maíz, en lugar de emplearse en el deficitario sector alimentario.

Según Frank Messias, profesor y economista de la universidad de Columbia, en Estados Unidos el 30 por ciento de la producción del maíz se destina a biocombustibles.

De acuerdo con un informe de la FAO este 2008 el mundo gastará más de un millón de millones de dólares para importar alimentos, lo que equivale a 215 mil millones de dólares más respecto al año 2007.

Baste pensar en los millones de niños que mueren anualmente en el continente africano a causa del hambre, la malnutrición y las enfermedades relacionadas con la escasez de alimentos para darse cuenta de la importancia que tenía esta reunión para el futuro de la humanidad.

Se despejaron las dudas acerca de si los países industrializados responderían o no al  llamado de la FAO a ayudar a los trabajadores del campo en países en desarrollo a obtener fertilizantes, semillas y otros insumos agrícolas a fin de atenuar una crisis que ya se les viene encima, con amenaza para su vida. De hecho no lo hicieron como se requiere.

Todo quedó en pequeñas promesas y los compromisos se limitaron a tímidas donaciones o algunos préstamos con bajos intereses.

El convenio de la comunidad internacional para afrontar la amenaza real de una hambruna mundial faltó en la Cumbre de Roma, donde en la declaración final no se hizo referencia a los enormes subsidios, las barreras comerciales que practican las naciones ricas, así como su responsabilidad en el alza de los precios de los alimentos, según declaró la representación argentina, que desaprobó el texto conclusivo de la reunión.

Son muchos los países que hoy sufren la crisis de los alimentos, pero, de acuerdo con la FAO, Eritrea, Níger, Haití, Liberia, Angola, Congo Brazzaville, Uganda, Ruanda y otros figuran entre la veintena de territorios que padecen las mayores afectaciones.

 
Comentarios RR
   
Aquí más temas de su interés
   
Enlaces
www.granma.cubaweb.cu
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba
www.juventudrebelde.cu
Diario de la Juventud Cubana
www.prensalatina.cu
Prensa Latina
   
   
  Editor Principal: Lic. Agustín Taquechel Campos ataquechel@radiorebelde.icrt.cu
Periodista: Lianis Mateu Francés
liannis@radiorebelde.icrt.cu
 
Diseño:Andrés Ruenes Peréz E-mail: ruenes2002@yahoo.es
Programación: Mabel Peña Soutuyo E-mail: mabel@radiorebelde.icrt.cu
Directora General: Lic. Sofía Mabel Manso Delgado
WEBMASTER: web@radiorebelde.icrt.cu
Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768
© Copyright Radio Rebelde, 2008
Portada Rebelde Instituto de Meteorología de Cuba